Decoración para pared  en mdf color blanco con acabado decapado y dibujo de mandala tallado.

Como decoración aportará un toque un toque exótico de extrema delicadeza, y como cabecero de cama creará un ambiente ideal para relajarte y evadirte.

Medidas: 90x4x90 cm